viernes, 20 de enero de 2012

MAGDALENAS DE NATA


Hola! Esta es una receta a petición de mi marido/crítico gastronómico personal, le encantan las magdalenas, las de toda la vida, las que se siguen llamando así y no muffins. La primera vez que las hice, estaba un poco nerviosa por cómo saldrían, ya que esta es una de esas recetas en las que la presentación lo es todo, pueden tener un sabor espectacular, pero que si no entran por el ojo de nada vale. Miré en muchas páginas de internet para buscar la receta perfecta, esa que solo con verlas me sintiera orgullosa de mi misma, y así fue. No recuerdo finalmente de donde la saqué, la tengo que buscar para felicitar a su autor. Cuando las saqué del horno tenían una pinta deliciosa, y lo que es aun mejor, toda la casa tenía un olor que, ummmmm, te hace saber que van a estar buenas a la fuerza! Cuando se enfriaron un poco, mi marido impaciente corrió a la cocina a probar una, se sentó de nuevo,  hincó el diente, y..., me moría por ver su reacción, le pregunté que tal estaban y me hizo un gesto de "malísimas" con una sonrisilla burlona, la cual me hizo saber que estaban " de muerte"!!!
Es una receta muy gratificante, porque son muy fáciles de hacer y quedas como una reina ante tus invitados, y además aunque mi enana aun es muy bebé, cuando crezca me dará más tranquilidad saber que lo que desayune o meriende está hecho por mi y con ingredientes de primera calidad.
Bueno pues ahí va la receta:

 INGREDIENTES:

   4 huevos. 

   350g de harina. 

   250g de azúcar. 

   250 mL de aceite de girasol.

   1 sobre levadura Royal.

   100 mL  de nata para montar 35% M.G

   Rayadura de un limón. 



 PREPARACIÓN:

 Se baten los huevos con el azúcar un par de minutos, ahora añadimos la rayadura de un limón y volvemos a batir otro par de minutos. Incorporamos el aceite de girasol y la nata y se vuelve a batir, pero ahora unos 4 ó 5 minutos, la receta decía que era fundamental respetar estos tiempos para conseguir unas magdalenas esponjosas. A continuación vertemos la mezcla en un bol grande e incorporamos la harina y la levadura, y vamos mezclando con la ayuda de una espátula de silicona haciendo movimientos envolventes, cuando quede una mezcla homogénea lo dejamos reposar aproximadamente 15 minutos. 
Ahora tal y como os indiqué en la receta de los chocolate chips muffins, cogemos una bandeja especial para muffins, o bien colocamos en la bandeja del horno unas flaneras aptas para hornear, y dentro colocamos nuestras cápsulas de papel. Con la ayuda de dos cucharas vamos rellenando 3/4 partes del papel. Espolvoreamos con un poco de azúcar y lo metemos en el frigorífico unos 15 minutos. El horno lo tendremos precalentado a 230º con calor arriba y abajo, y una vez alcance la temperatura lo bajamos a 210º y calor solo por abajo. Colocamos nuestras magdalenas en la bandeja inferior del horno, y horneamos aproximadamente 15 minutos o hasta que veamos que están doraditas.

5 comentarios:

  1. se ven muy ricas y esponjosas


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo así es como quedaron Lola!!!! Un beso!!!

      Eliminar
  2. Jeje qué casualidad, magdalenas!! Un colorcito precioso, buen copete y se ven blanditas y esponjosas, no me extraña que triunfaras!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Con estas riquisimas magdalenas, creo que a partir de hoy, ya tienes una seguidora mas.
    Yo tambien las suelo hacer de nata, y creo que quedan riquisimas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Muchas gracias!! Estoy empezando en este mundillo y me hace mucha ilusión cada nuevo seguidor!!! He estado echando un ojo por tu cocina y tienes cosas muy interesantes!!!!seguiremos en contacto!! Un beso!!!!

      Eliminar

Muchas gracias por visitar mi cocina, me encantará leer lo que te ha parecido la receta. Si lo deseas también puedes escribirme a azucarysalentucocina@gmail.com.
Besos!!