miércoles, 28 de noviembre de 2012

MAGDALENAS DE CASTAÑAS



Me encanta el otoño, bueno, especifico, me encanta el frío, el chasquido al pisar las hojas en el suelo, el olor a chimenea por la calle, los puestos de castañas asadas, la sensación de nariz helada, el sonido del viento, y especifico, porque aquí en Málaga, pasamos del verano al invierno, de las tirantas, a los abrigos de un día para otro, no tenemos tiempo para ir asimilando poco a poco el paso de una estación a otra, por eso, al menos yo, disfruto tanto cuando de repente estoy sentada en la orilla del mar, o tan pronto estoy calentando mis manos frente al fuego de la chimenea. La verdad, es que nuestros inviernos son muy cortos, y muy ligeritos, por eso será que disfruto tanto cuando llega una ola de frío polar, como la que tenemos estos días, así que nada mejor que al llegar a casa con la nariz más roja que el traje de Papa Noel, encontrarse con un vaso de leche calentita y una rica magdalena de castañas para entrar en calor.



INGREDIENTES:

   1 huevo a temperatura ambiente. (Separada la clara de la yema).

   1 pellizco de sal.

   200g de puré de castañas sin azúcar.

   150g de azúcar.

   150g de mantequilla a temperatura ambiente.

   1 cucharada de ron o brandy.

   150g de harina de repostería.

   1 cucharada de levadura química tipo Royal.



PREPARACIÓN

Precalentamos el horno a 200º
Montamos la clara de huevo, bien con unas varillas eléctricas, o a mano, si lo hacemos con thm, ponemos la mariposa, añadimos la clara de huevo con un pellizco de sal, y programamos 1 minuto, vel. 3,5.
Una vez tenemos la clara montada, añadimos la yema, el puré de castañas ( yo lo compré en el club del gourmet del Corte Inglés, la lata de 400g costaba unos 5 euros), el azúcar,  la mantequilla y el ron, y batimos muy bien. Si estamos con thm, programamos 30 segundos, vel 4,5.
Añadimos la harina y la levadura, y mezclamos todo, programando 15 segundos, vel 4,5.
Queda una textura muy espesa, mucho más que cualquiera de las otras magdalenas que yo he preparado antes, por lo que se trabaja mucho mejor si lo pasamos a una manga pastelera. Si no tenemos, cogemos una bolsita de congelación limpia , la colocamos dentro de un vaso, lo volcamos todo, y cortamos un pico en una esquina de la bolsa.
Ahora ponemos nuestras cápsulas de papel en las cavidades de una bandeja de muffins, o bien, las colocamos dentro unas flaneras aptas para horno, y vamos rellenando 3/4 partes de cada una de ellas, para que al crecer no rebosen.
Introducimos en el horno hasta que estén doraditas unos 15 minutos.

  

  

10 comentarios:

  1. Mira que he hecho magdalenas de infinidad de cosas pero nunca de castañas así que me apunto la receta que seguro que en casa van a desaparecer.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Están más que ricas y súper tiernas!!
      Besos!!

      Eliminar
  2. Que buenasss! tienen que estar deliciosas. bss

    ResponderEliminar
  3. Nunca he usado las castañas en repostería pero tus madalenas me están animando... Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi las castañas me encantan, crudas, asadas, de cualquier forma y estas magdalenas lo vuelven a confirmar.Besos!!

      Eliminar
  4. Lindas essas madalenas, nunca usei castanhas em doces mas devem dar um excelente sabor.
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Y yo sin probar este año todavía las castañas... no tengo perdón.
    Me animo a probarlas con tus ricas magdalenas.

    Besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi cocina, me encantará leer lo que te ha parecido la receta. Si lo deseas también puedes escribirme a azucarysalentucocina@gmail.com.
Besos!!